The Christian Post
Thu, May. 21 2015 12:06 PM

Iglesia de CityHope planea abrir nuevo campus dentro de prisión en Alabama

By Vicente Menjivar | Christian Post Contributor

La iglesia CityHope, que tiene sus instalaciones principales en Malbis, Alabama, tiene planeado abrir un nuevo campus dentro de la prisión William C. Homan en Atmore, la cual es conocida por su violencia y por ser una de las pocas prisiones en el estado donde habitan reos sentenciado a muerte.

Líderes de la iglesia dijeron que el propósito del proyecto es llegar a personas alejadas de la fe.

“No es necesario leer la Biblia muy lejos para ver que Jesús se alejaría de gente religiosa para llevar su ministerio a personas que otros han olvidado...Es el lugar perfecto para realizar un ministerio,” dijo Dale Ryals, pastor asociado de CityHope.

Ryals añadió que la nueva iglesia llevará a cabo sus devocionales en espacios proporcionados por la prisión, y que como parte de los servicios se proyectarán videos sobre enseñanza bíblica en una pantalla gigante. Dos servicios se llevarán a cabo simultáneamente cada domingo a la 1:00 p.m., uno en la capilla para la población general de la prisión y otro en un cuarto especial dedicado a los prisioneros sentenciados a muerte.

Líderes de CityHope, que se caracteriza por transmitir sus servicios de adoración por medio de video, dijeron que el campus podría ser abierto el próximo 31 de mayo si todo va de acuerdo con lo planeado.

Además de tener varios centros de adoración en Alabama, CityHope también opera internacionalmente en Honduras y China.

Me Gusta en Facebook

Ryals dijo que su idea de crear una iglesia dentro del centro correccional surgió después que vió un video sobre un ministerio en prisiones a cargo de otra iglesia, Church of the Highlands, que tiene 12 campuses tan solo en Alabama.

El Reverendo Randy Walker, pastor asociado de Church of the Highlands, dijo que los devocionales realizados cada domingo con reos en sus iglesias ayudan a conectar a feligreses sin importar su ubicación geográfica.

“Los prisioneros pueden participar con cientos de otros asistentes de la iglesia que están comprometidos en el mismo servicio realizado dentro de otras prisiones,” dijo Walker.

Más Popular
No te lo Pierdas